viernes, 24 de abril de 2015

EL POEMA MAS TRISTE DEL MUNDO.


Yo cogí el papel y la pluma y a pleno pulmón,
me llené los labios de humo y la mente de intención.
porque con estos versos que el corazón me dicta,
con esta desolación severa y maldita,
cual es de las que coge a los fuertes,
Y los dobla y los retuerce  hasta consumirlos 
de tantos pliegues. 

Pues parece que mi buena amiga la soledad,
y mi ansiada amada la aflicción de espíritu,
pues en estos años de angustiosa pubertad,
no se sabe lo que es bueno, no se discierne lo justo,
solo alcanzo a vivir en un dilema oportuno,
pobre de mi, pobre de mis días tardes y noches, 
esas lágrimas y los granitos de polen,
que se cuelan en mi habitación desierta,
y me traen oscuros recuerdos de una vida perfecta.

Perfecta la vida que no tengo, 
felicidad y seguridad que yo no padezco,
y se que soy muy egoísta al no reconocer,
que otros sufren penurias peores,
y en enjambres mayores se incursan, 
mientras yo por una convulsión tiendo a desfallecer.

A veces, sentado en mi colchón,
 ese que todas las noches, 
me canso descansando, 
me desolo recordando, me fatigo soñando,
con una vida plena que yo no saboreo,
digo a veces, pienso en que es esta vida,
en el valor que le damos a la amistad,
ignorando que en ocasiones esta, 
viene cargada de ingenua maldad. 

Veo las fotos, mis ojos lagrimean, 
anhelando una vida normal,
inundado por esta careta formal, 
en la que dibujo una sonrisa, 
sin ganas de reír. 



No hay comentarios.:

Publicar un comentario